Cosas que echaré de menos

Santiago by Salo

A dos días de mi vuelta a España, y en principio, sin idea de volver a este país (aunque la vida da muchas vueltas y nunca se sabe) quiero dar las gracias a todas las personas que he conocido, porque son ellas las que han hecho de mi experiencia, una inolvidable. Se que me han quedado viajes que contar ( desde Mayo he hecho mil cosas y no he dado a basto) pero seguiré contándolas desde España.  Sin más preámbulos os dejo con aquello que sé que echaré de menos cuando vuelva a, como le llaman aquí, la madre patria: Sigue leyendo

Más que vinos en Mendoza

camisetas para el viaje

El viaje a Mendoza, como el de Pichilemu, marcó  también un antes y un después. Fuimos 18 personas, un gran grupo de amigos en un microbus alquilado sólo para nosotros (aunque hubo algún que otro polizón) y la fiesta empezó desde el momento en que el autobús arrancó. Sigue leyendo

La magia de Chiloé

Llegamos a Chiloé por la mañana temprano. Hemos tomado el ferry desde el continente y el trayecto es muy corto (de hecho se está planeando la construcción de un puente que una la isla con el resto del territorio chileno). En el ferry sopla un viento algo desagradable pero aún así nos salimos del coche para asomarnos. No muy lejos del barco vemos los leones marinos que saltan en busca de algo que comer. Sigue leyendo

Puerto Varas y alrededores

La visita al Lago Llanquihue y todos los pueblos que lo rodean, junto con el paso en ferry a la Isla de Chiloé es la excursión que elegí hacer en Semana Santa. Siempre quedan cosas por ver, pero con 4 días te haces una idea bastante buena de los paisajes, la gastronomía, los pueblos y la gente de la zona.

El hotel en que nos alejamos es 100% recomendable. Se llama Casa Kalfu (en Mapuche: azúl) y está regentado por un argentino llamado Horacio enamorado de la zona. Un desayuno buffet nos basta para hablar con él y conocer el mejor itinerario por la zona. Sigue leyendo

Copia-pó: Pan de Azúcar y Bahía inglesa

No, no voy a hablar de Río de Janeiro ni de una zona de Gran Bretaña. Hoy hablaré de otro Pan de Azucar también en la costa, pero esta vez en el Pacífico y no en el Atlántico y de una playa cuyo nombre hace referencia a un corsario inglés que llegó a la costa en 1687, Edward Davis.

Vistas desde el mirador – Pan de Azúcar

Pan de Azucar es un Parque Nacional en el principio del desierto de Atacama. Un paseo en coche te hace descubrir porqué es el más árido del mundo: mucho cáctus, alguna lagartija y grietas en el suelo. Hacemos un trecking cortito y llegamos al mirador desde dónde se ve la Isla de Pan de Azucar.  Sigue leyendo